Eduard Prades

Edu Prades: “Llevo varios meses delante y necesito un descanso”

Pase lo que pase en el GP Liberty que comienza mañana en Portugal, el balance de la primera parte de la temporada de Edu Prades (OFM-Quinta da Lixa) es muy positivo. Con una victoria (segunda etapa de la Volta al Alentejo) y numerosos puestos de honor (2º en la general del Alentejo, 7º en el Algarve y 4º en dos etapas del Algarve y en la Klasika Primavera de Amorebieta, el catalán se confirma como uno de los hombres fuertes del calendario portugués y revela una progresión que invita al optismo.

“Por supuesto que estoy contento. Era lo que esperaba al principio del año, pero confirmar que se puede estar con los mejores es una satisfacción. La temporada está saliendo muy bien y podré descansar con los deberes cumplidos”, dice Prades, quien admite que necesita ese periodo de reposo.

“El GP Liberty pondrá fin a la primera parte de la temporada. Ya son varios meses disputando y cada vez cuesta más aguantar el ritmo. Necesito un descanso”, dice el todoterreno del OFM-Quinta da Lixa, quien reconoce que en el GP Liberty sus opciones de brillar son más limitadas que en pruebas anteriores. “Quizá sea el momento de empezar a devolver a mis compañeros todo lo que me han dado. Tengo ganas de ayudarles y de seguir sumando triunfos para el equipo”.

Su periodo de descanso, en cualquier caso, no será muy extenso, pues a finales de mayo espera volver a rendir a su mejor nivel en el GP Jornal de Noticias y mantener un buen estado de forma para el Campeonato de España (junio) y para la cita más importante del equipo, la Volta a Portugal, en agosto. “Mi preparador Javier Fernández-Alba quiere que mi mejor momento del año coincida con la Volta a Portugal. Lograr un triunfo allí sería la culminación de un gran año”.

bettiniphoto_0131820_1_full-1024x730

Sergio Pardilla: “Lampre ha colaborado con BMC y nos hemos quedado sin opciones”

El escalador manchego del MTN-Qhubeka , Sergio Pardilla, ha pasado a la ofensiva en la tercera etapa del Giro del Trentino y ha puesto en peligro el liderato de Cadel Evans (a la postre vencedor de la etapa) con un ataque lejano al que se le han unido otros once corredores. La alianza entre el equipo del líder, el BMC, y el Lampre ha acabado a siete kilómetros del final con las opciones de victoria parcial del de Membrilla, que también ha quedado descartado de la lucha por la general.

“Hemos decidido cambiar de táctica y en lugar de esperar al final hemos apostado por un ataque lejano”, dice Pardilla, quien ayer se encontraba a 1.37 del maillot rosa de Cadel Evans. “Ha costado mucho hacer la fuga y al estar bien representada (12 corredores) pensé que podríamos tener opciones de llegar y dar un salto en la general pero a última hora ha fallado el entendimiento entre nosotros y la llegada del Lampre ha acabado por echar abajo la fuga. Es una pena porque me encontraba bien y la etapa acababa en un repecho de dos kilómetros muy duro que me favorecía”.

Pardilla, quien en la Tirreno-Adriático sufrió una caída que le ha tenido apartado de la competición, prefiere quedarse con la parte positiva de su actuación y destaca que empieza a recuperar las buenas sensaciones. “Cuando estás mucho tiempo sin competir al máximo nivel siempre notas la falta de ritmo aunque de todas formas las sensaciones son buenas. Aún tengo alguna molestia en la muñeca, no está perfecta, pero estamos haciendo un buen trabajo”.

Mañana viernes concluye el Giro del Trentino con una etapa de 175 kilómetros que finaliza en el Monte Bondone y Pardilla espera volver a plantear batalla. “Yo ya no tengo opciones en la general así que mi papel mañana será o el de volver a atacar o el de apoyar a mis compañeros Louis Meintjes y Jacques Janse Van Rensburg, que tienen opciones de estar en el Top10. Son jóvenes y sudafricanos, así que un Top10 sería un buen resultado para ellos y para el equipo”.

Coppi-e-Bartoli-2-560x275

Sergio Pardilla minimiza las secuelas de su caída con el rodillo y en las alturas de Navacerrada

“Las caídas son parte del ciclismo y a veces te tocan a ti y otras veces no”, afirma Sergio Pardilla (MTN-Qhubeka), que recurre al pragmatismo para pasar página a la caída que le dejó fuera de la Tirreno-Adriático y le produjo una fisura en el cúbito de la mano izquierda. “Todas las lesiones trastocan los planes, la preparación y el calendario. Son una molestia más allá del dolor que producen, pero me quedo con que no ha sido muy grave y pronto podré volver a competir”, dice desde Navacerrada, en donde combina el descanso y las sesiones de entrenamiento en altura.

Los médicos del MTN-Qhubeka estimaron en cuatro a seis semanas el plazo para su recuperación, pero el escalador manchego cree que podrá salir antes a la carretera y confía en que su estado de forma no se resienta en exceso. “Mi preparador físico, Javier Fernández-Alba, ha programado entrenamientos con el rodillo. Hago una hora en ayunas nada más levantarme y luego otra más de series y de intensidad después de desayunar. Por la tarde toca gimnasia, estiramientos y más rodillo. Suelo estar unas cuatro horas al día en él. Este entrenamiento en rodillo nunca tiene la calidad de los entrenos en carretera pero todavía no puedo ponerme de pie sobre la bici“, dice.

Su caída en la Tirreno-Adriático ha privado a Pardilla de la oportunidad de ayudar a su compañero Gerald Ciolek a repetir el triunfo del pasado año en la Milán-San Remo y también le impidirá disputar la Coppi&Bartali, una ronda más acorde a sus características. “No quiero pensar en lo que me he perdido sino en la próxima cita, el Tour de Mzansi (del 8 al 12 de abril), que aunque es una carrera modesta a nivel internacional (2.2) el equipo le da mucha importancia porque es en casa, en Sudáfrica y queremos hacerlo bien. Creo que me va a venir bien para ir recuperando el ritmo”.
PRADES-ALGARVE

Edu Prades: “Estar entre los mejores en el Algarve estuvo bien, pero ahora necesito seguir compitiendo”

El sueño de cualquier integrante de un equipo modesto es poder participar en pruebas de prestigio, codearse con figuras como Alberto Contador o Rui Costa y demostrar que pueden plantar cara a los mejores. Edu Prades, que vive su segunda temporada en el equipo continental portugués OFM-Quinta da Lixa, aprovechó su oportunidad en la Volta al Algarve y no se quedó lejos de un podio de lujo formado por Kwiatkowski, Contador y Costa. Acabó 7º a 1.35 del polaco y vivió su mejor día en la etapa reina, en donde fue 4º a 13 segundos de Contador. Las buenas sensaciones, sin embargo, se han topado con la sequía de competiciones que castiga al pelotón continental.

“Soy de los que no les cuesta coger la forma y en invierno he estado entrenando duro para llegar bien al Algarve. Siempre vienen muchos equipos Pro Tour a disputarla y es la carrera que tiene mayor nivel en Portugal, por lo que el resultado ha sido muy positivo”, dice el corredor catalán, quien reconoce que su séptimo puesto en la general ha reforzado su confianza. “Piensas que si lo has conseguido una vez, por qué no vas a poder repetirlo en otra carrera”.

Sin embargo, su buen estado de forma se ha topado con la falta de competición y lo que en un principio fue satisfacción por verse entre los mejores, ahora es temor a perder el punto de forma alcanzado durante el invierno. “Cuando estás bien de forma, lo que quieres es competir, cuanto más mejor, y ahora mismo nos hemos quedado sin calendario. Es una pena, porque al final te planteas si merece la pena perder un pico de forma por haber disputado al máximo una sola vuelta”, dice antes de añadir que “ahora cuesta entrenar más que nunca, ya que no sabes muy bien si apretar para seguir a tope o si aflojar para volver a estar bien más adelante”.

Pese a la falta de calendario de los equipos continentales, Prades reconoce que se encuentra agusto en el OFM-Quinta da Lixa y en Portugal, cuyas carreras no solo exigen un nivel alto para destacar. “Para estar entre los primeros en el Algarve, Alentejo, Agostinho y la Volta a Portugal hay que estar muy bien. Los portugueses preparan a fondo su calendario y también hay equipos extranjeros de categorías profesional o Pro Tour que vienen a por las victorias. Las demás carreras de Portugal no tienen tanto nivel pero son son muy anárquicas y también es difícil estar delante. Se parecen a las carreras amateur de Cataluña en donde la suerte juega un papel muy importante. O estás atento y coges la escapada buena o pierdes todas las opciones”.

PARDILLA-GBR

Sergio Pardilla (MTN-Qhubeka): “La Vuelta a Andalucía se decidirá en la tercera etapa”

Cuatro años después de pisar el podio final de la Vuelta a Andalucía (3º tras Rogers y Van der Broeck) y de imponerse en la etapa reina con final en el alto de Las Allanadas, Sergio Pardilla vuelve a la ronda andaluza con la esperanza de volver a brillar aunque consciente de que aún le faltan kilómetros de competición para alcanzar su mejor forma.

“He aprovechado los 23 días de concentración en Mallorca con el equipo. Hemos entrenado bastante y las sensaciones en el debut en el Challenge fueron como me esperaba; buenas aunque no lo suficiente como para estar delante. Esta vez creo que voy a estar mejor porque llego más fresco y ojalá pueda repetir una actuación como la de 2010, aunque sé que va a ser difícil”,
dice el escalador manchego.

Pardilla califica que el recorrido de la Vuelta a Andalucía como “equilibrado” ya que da opciones a todo tipo de corredores y se felicita porque la contrarreloj no es larga. “Me gusta el recorrido de esta Vuelta. El prólogo son apenas siete kilómetros y luego llegan las dos etapas más importantes. La primera (final en Jaén tras un repecho) es para corredores explosivos y será un test importante mientras que la segunda (final en el Santuario de la Virgen de Cabra) es muy dura. El puerto tiene 12 kilómetros y alguna rampa exigente y decidirá la general. Esta segunda etapa es clave pues las dos últimas son para esprinters”.

Pardilla, quien en 2013 solo disputó el Campeonato de España en territorio español y acumuló días de competición en Italia, Bélgica, Portugal o Malasia entre otros, reconoce que correr en España supone “una motivación extra”. “Soy el único español del MTN-Qhubeka y me gusta correr en España con el equipo. Al ser el primer equipo profesional africano de la historia somos bastante exóticos para el público español y además queremos demostrar que podemos estar con los mejores”